Elegir la modalidad de pago correcta te ahorrará tiempo y dinero Escritores

Modalidades de pago de los cursos en línea: ¿cómo elegir la correcta?

En cuanto a los cursos en línea, la mayoría de los aprendices digitales conoce solo una sola modalidad de pago: los cursos de pago. Pero en realidad existen cuatro: gratis, freemium, pago y suscripción. En el presente texto, haremos una comparación de cada uno de ellos, pero también sus diferencias claves.

¿Empezamos?

Diferencias clave entre los modelos de pago

Los cursos gratis tienen una diferencia clave del resto de los modelos de pago: es la única modalidad que permite acceso universal. Es decir, solo necesitas conexión a la red y ya estás dentro.

Los otros tres modelos de pago tienen una similitud: para tener acceso a todo el contenido o a los certificados de aprobación, hay que hacer un pago previo.

Además del pago, los cursos freemium, de pago y por suscripción difieren de tres maneras:

  • La gran flexibilidad que ofrecen.
  • La relación de la plataforma MOOC con los patrocinadores e instructores que producen los cursos.
  • Su público objetivo.

Una breve comparación entre los diferentes modelos de pago

La mayoría de los cursos gratuitos tienen sus raíces en el surgimiento de los MOOC, una gran cantidad de los cuales fueron iniciados por universidades y escuelas. Como resultado, los cursos freemium comparten muchos atributos con los cursos tradicionales de aula.  Por ejemplo, muchos han establecido fechas de inicio y horarios semanales. 

De hecho, en plataformas como Miriadax todos los cursos tienen una fecha límite. Esto ayuda a que los estudiantes se mantengan en ritmo, pero no permiten mucha flexibilidad.

Debido a sus orígenes académicos, la mayoría de los cursos gratuitos tienden a atraer a los estudiantes que buscan una combinación de conocimientos teóricos y prácticos. Pero al tratarse de cursos introductorios, muchos Aprendices Digitales terminan en alguna de las modalidades de pago.

Los cursos pagos, generalmente, incluyen una mayor proporción de práctica que de teoría. De este modo, ayudan a que los alumnos comiencen a hacer lo que necesitan hacer en el menor tiempo posible. Si los cursos fueran libros, los cursos pagados y de suscripción se parecerían a guías prácticas y manuales de bricolaje y los cursos financiados por universidades, libros de texto.

Y a diferencia de los cursos freemium, los cursos pagos y de suscripción tienden a prescindir de horarios fijos. Eso, junto con su contenido fácil de digerir, los hace especialmente atractivos para profesionales ocupados que trabajan y para aquellos que desean adquirir nuevas habilidades, pero que no se quieren comprometer con una fecha límite.

¿Por qué escoger la modalidad de pago por suscripción?

El modelo de pago por suscripción se destaca porque ofrece a los estudiantes una latitud casi ilimitada para explorar. Eres libre de escoger entre cursos, temas y materias. Es una característica maravillosa, especialmente si aún no estás seguro de que aprender a continuación.

La capacidad de saltar y moverse por los cursos a tu propio ritmo también significa que tiene más control sobre cómo complementar y enriquecer los cursos existentes.

Para dar un ejemplo, digamos que está tomando un curso sobre la mejor manera de dar presentaciones. A mitad de camino, te das cuenta de que tus habilidades de PowerPoint podrían necesitar algo de trabajo. No ninguno hay problema. Simplemente puedes pausar tu curso existente, encontrar algunos módulos en PowerPoint para tomar y reanudar el curso original cuando estés listo.

Y lo mejor es que haces todo ese movimiento sin tener que lidiar con la caja registradora cada vez que descubras una nueva habilidad que debes fortalecer.

En ese sentido, ese mismo conjunto de movimientos es más difícil de lograr con cursos freemium. Debido a que estos están sujetos a fechas de inicio, fechas límite y horarios establecidos, no puedes simplemente pausar tu curso original para comenzar otro. Y si encuentras un curso adecuado, tendrás que asegurarte de tener suficiente tiempo para tomar ambos al mismo tiempo.

¿Por qué escoger la modalidad de cursos freemium?

Si estás buscando aprender de los mejores instructores utilizando los cursos en línea, ofrecidos por las mejores universidades, los cursos freemium son el camino a seguir. Muchas de las mejores instituciones académicas han adoptado el modelo freemium como una progresión natural de los MOOC gratuitos que surgieron a principios de la década.

Además de la calidad de la instrucción que brindan, hay otra razón por la cual esta modalidad de pago es tan popular: los cursos tienen un componente gratuito. De manera que puedes aprender mucho de uno sin pagar un solo centavo. 

Incluso si decides pagar por uno, los costos asociados con la compra de un curso freemium son relativamente pequeños. Es pequeño siempre que lo compares con lo que normalmente pagarías por asistir a un equivalente en el aula.

Otro beneficio de los cursos de freemium es que una vez que pagas por uno, tendrás acceso a él indefinidamente. Compare eso con la modalidad de pago por suscripción, donde el acceso a la mayoría de los cursos, incluso los que has completado, finaliza cuando termina tu suscripción.

¿Cuál es la mejor modalidad de pago de cursos en línea?

En sentido general, pagar una suscripción parece ser más económico que comparar un curso freemium o un curso de pago. De hecho, es algo que recomiendo a la mayoría de los Aprendices Digitales. Sin embargo, esto siempre dependerá de tus objetivos de aprendizaje de factores como los siguientes:

  • Tus objetivos de aprendizaje. Si no los tienes claros, recomiendo que los establezcas antes de iniciarse en la educación en línea.
  • El tiempo que tengas disponible. En lo particular, me encanta hacer muchos planes, pero cuando me siento a calendarizarlos, tengo que prescindir de la mitad de ellos. ¿Sabes por qué? El tiempo es un recurso finito. Y cuando hacemos planes, tendemos a olvidarnos de esteo. Sé que hay millones de personas que, como yo, no tienen tiempo para hacer un curso a la semana, por ejemplo. Ni siquiera un curso al mes.
  • Tu presupuesto. Es posible que la mitad de mis lectores pueda hacer una inversión de cientos de dólares para pagar una suscripción. Pero estoy seguro que otros tantos no pueden.

Si ya eres profesional en leyes, por ejemplo, y quieres actualizar tus conocimientos, es posible que solo necesites dos cursos como estos en el año:

Aunque tengas el presupuesto para pagar una suscripción y suficiente tiempo para dedicarselo a varios cursos al año, lo lógico es que solo te inscribas en los dos cursos que necesitas. De este modo, ahorras dinero y dedicas tiempo a tu familia.

En cuanto a la modalidad de pago freemium, es algo que no recomiendo a ningún Aprendiz Digital. Es decir, si el curso que te interesa tiene esta modalidad de pago, págalo de una vez y disfruta a plenitud de todo el contenido. De otro modo, limitarás tu aprendizaje, a la larga, terminarás pagando el curso y habrás perdido parte de tu precioso tiempo.

No es posible recomendar un curso para todos los Aprendices Digitales. No todos tienen el mismo estilo de aprendizaje. Mucho menos las mismas condiciones económicas. La buena noticias es que ya cuentas con una guía para saber que modalidad de pago te conviene más.

Si luego de leer estas líneas no estás convencido, te recomiendo leer el siguiente artículo:

Modelos de pago de los cursos en línea: de los cursos gratis a la suscripción anual.

Espero que te haya ayudado el artículo. Si es así, espero que me lo agradezcas en los comentarios.

SobreJosé Gomera

Cuando no estoy escribiendo para de Catálogo de Cursos, escribo artículos, e-book´s y otros textos para empresas, autónomos y emprendedores. Y también puede escribir para tí.

2 Comentarios

  1. Aclararse todas mis dudas. Muchas gracias.

    1. Hola Andres,

      Gracias por leernos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *