El nuevo Coronavirus esta trastornando los sistemas educativos del todo el mundo

Educación en línea en tiempos de Coronavirus: ¿la solución ideal o una alternativa obligatoria?

La educación, tal y como la conocemos hoy, cambiará para bien. Y eso es algo bueno, apunta Oppenheimer. Sin embargo, para nadie es un secreto que la Pandemia del nuevo Coronavirus está afectando a millones de estudiantes.

Los efectos del nuevo coronavirus en la educación: millones de estudiantes forzados a cambiar al modelo online de forma súbita

Siendo específicos, hasta el día 19 de marzo del 2020, más de 850 millones de estudiantes alrededor del mundo han sido afectados, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Se trata de una cadena de suspensiones de clases que avanza a una velocidad y a una escala sin precedentes a nivel mundial.

Hasta finales de febrero, China era el único país que había suspendido docencia. Pero el nuevo Coronavirus se ha propagado tan rápido que para el miércoles cuatro de marzo, 22 países en tres continentes habían anunciado cierres de escuelas en distintos niveles educativos.

Esto incluye tanto a países desarrollados, como muy densamente poblados; Corea del Sur, Irán, Japón, Francia, Pakistán, entre otros. Pero al día de esta publicación, 20 de marzo, la pandemia del nuevo Coronavirus ya afecta a más de 100 países; los cuales han suspendido clases en una parte o en la totalidad de su sistema educativo.

La educación a distancia, específicamente la educación en línea parece ser la solución más viable a corto plazo. Sin embargo, la premura con que se toman las medidas, obliga al sistema educativo a migrar a un sistema electrónico, para el que sus actores – profesores y estudiantes – no están preparados.

Educación en línea como alternativa ante el nuevo Coronavirus: ¿aún en las zonas donde la penetración de Internet es baja?

Debemos ver la otra cara de la moneda: los estudiantes de zonas donde no hay acceso a Internet. Según ABC, esto no parece ser un problema para Europa, donde el 78% de su población tiene acceso a la red de redes. Tampoco en Estados Unidos (89%). 

Pero en regiones como África y Oriente Próximo, solo el 13% de la población está conectada. Y solo este porcentaje puede beneficiarse de la continuidad de las clases gracias a través de la educación en línea.

Entonces, ¿cuál es la alternativa viable para que los alumnos sin las condiciones para acceder a la educación en línea no pierdan la docencia ante los efectos del nuevo Coronavirus?

Puerto Rico tiene una respuesta: los adultos que no tengan acceso consistente a Internet, descarguen todos los módulos, por grado y materia de una sola vez desde el portal del Departamento de Educación. La idea es que, una vez descargado el material, los padres sirvan de tutores de sus hijos vía offline.

Aunque no es una solución revolucionaria que implique la eliminación de todas las barreras, al menos demuestra la intención del estado de brindar una alternativa. La República Dominicana, por su parte, soluciona el problema con un anuncio desalentador: extenderá el año escolar por los efectos del nuevo Coronavirus.

Sin embargo, la gran mayoria de los países nisiquiera estan planeando alternativas a esta población desfavorecida. De hecho, EFE Edición España reseña que las Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (APMAn) muestra preocupación ante la falta de alternativas. Y exigen respuestas.

3 Problemas del de la educación en línea como alternativa en tiempos del Coronavirus

La educacion en línea tiene multiples ventajas. Pero para aprovechar al maximo sus beneficios, deben coexistir las condiciones pedagogicas y tecnologicas en su plenitud. Si uno de estos dos elementos falta, este tipo de educacion puede convertirse en un problema, más que en una alternativa verdaderamente viable.

A continuación, las tres razones por las que este tipo de educación no es la alternativa a la suspensión de docencia por los efectos del nuevo Coronavirus en todos los países:

1. Millones de estudiantes en línea, pero sin acceso a la tecnología necesaria

Existe el problema de los estudiantes de zonas donde sí existe acceso a Internet, pero no cuentan con la tecnología necesaria, para acceder a las clases online. Pero no se trata solo de países en vías de desarrollo.

 El periódico El País, de España, relata el problema de algunos centros educativos madrileños – su capital – donde los profesores son reacios a utilizar las herramientas tecnológicas para impartir clases en línea. Este también el problema de los estudiantes del nivel infantil o de primaria, donde los alumnos no son tan autónomos.

2. Muchos de los que si están conectados, no necesariamente tienen la disposición de integrarse

En Estados Unidos, un adulto pasa un promedio de 6.3 horas al día conectado a Internet. Pero casi el 90% de ese tiempo lo pasa en las redes sociales, los servicios de mensajería instantánea o en los servicios de streaming. Concretamente, ABC reseña que el tiempo que un usuario pasa en un móvil, suele distribuirlo de la siguiente manera:

  • Facebook (30%)
  • Youtube (27%)
  • WhatsApp (25%)

De este modo, podríamos decir que los estudiantes adultos, los universitarios, solo utilizan el 13% del tiempo que pasan en la red de redes en la investigación de tareas, cursando un MOOC o enterándose de las noticias, por ejemplo.

3. Efectos del nuevo Coronavirus: educación en línea y teletrabajo o cómo sobrevivir al caos

Como medida preventiva para frenar la propagación del nuevo Coronavirus no solo se migra a la educación en línea, el trabajo también se muda a casa. De este modo, los adultos deben cumplir con su trabajo desde casa con el estrés adicional hacer los quehaceres, atender a los niños y, por supuesto, asistirlos con las clases.

Y es que, como dije al principio, los estudiantes de primaria, siempre necesitan algún tipo de asistencia. Gracias a Dios que miles de padres en España, Chile y otros países se están auxiliando de redes de padres que se aconsejan a sí mismos. Además, existen guías maestras para que la cuarentena en familia sea más llevadera.

Finalmente, el cierre de la docencia presencial es una medida que se tomó en un abrir y cerrar de ojos. Sustituirla por la educación en línea intentan tapar un bache en el calendario escolar. Pero sin tiempo para la planificación y el entrenamiento adecuado del personal docente, es difícil que se cumpla con los objetivos pedagógicos del periodo escolar.

SobreJosé Gomera

Cuando no estoy escribiendo para de Catálogo de Cursos, escribo artículos, e-book´s y otros textos para empresas, autónomos y emprendedores. Y también puede escribir para tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *