Hábitos de estudio

10 beneficios de la educación continua que quizás desconoces

Los profesionales de una variedad de ocupaciones se inscriben diversos cursos todos los años. Lo hacen para mantenerse al día con las mejoras en la tecnología, así como con las nuevas leyes y reglamentos relacionados con sus campos e industrias específicas. Aunque no es el único, es uno de los beneficios más notorios de la educación continua.

¿Quieres saber cuáles son los demás beneficios de la educación continua? Sigue leyendo.

1. Aumentan tus oportunidades laborales

Ya sea que estés de término en tu licenciatura o cursando una maestría tus logros académicos abren puertas para tu carrera. Cuanto más aprendas, más calificado estaras para el mundo laboral. Un título en tu campo es el primer paso para convertirte en un miembro valioso de un equipo que te necesita o en un miembro más valioso de su equipo actual.

De hecho, los datos de la Universidad de Virginia, Estados Unidos, revelan que de las 30 ocupaciones de mayor crecimiento en ese país, 18 de ellas requieren más que un diploma de bachillerato.

2. Se amplían sus horizontes

La educación te permite concentrarte en el área temática que elijas, pero también te ayuda a diversificarse. Ya sea en términos de tus estudios reales o simplemente interactuando y conociendo a compañeros de diferentes orígenes y ámbitos de la vida, uno de los grandes beneficios de la educación continua es que no es solo es una gran forma de expandir tu base de conocimientos, también es una excelente manera de mejorar tu experiencia del mundo que te rodea.

3. Te enseña a aprender: uno de los increíbles beneficios de la educación continua

Una habilidad importante que desarrollarás como aprendiz de por vida es la capacidad de aprender. En pocas palabras, hay oportunidades todos los días para crecer y desarrollarte como profesional. La educación continua es como regresar a la escuela y alcanzar nuevas metas académicas. De este modo, te condicionas a tí mismo para aprender cosas nuevas todos los días y aprovechas constantemente tus habilidades existentes, mientras te adaptas continuamente a las expectativas cambiantes y al clima profesional que te rodea. 

En fin, uno de los grandes beneficios de la educación continua es que te ayuda a convertir cada tarea, reunión y conversación en una valiosa experiencia de aprendizaje.

4. Te ayuda a mantenerte al día con las tendencias de la industria

El mundo cambia, el lugar de trabajo evoluciona y los avances en cada campo son más rápidos que nunca. Esto significa en gran medida que un título de hace veinte años, o incluso hace diez años, puede no ser tan valioso o relevante como uno obtenido en este año. 

Un ingeniero con 20 años de experiencia sabe que las técnicas de construcción han evolucionado bastante. Ocurre igual en casi todas las ocupaciones. Uno de los beneficios de la educación continua es que constituye una excelente manera de garantizar que tus conocimientos sean siempre relevantes para las situaciones modernas.

5. Satisfacción laboral: uno de los beneficios de la educación continua que no tiene precio

Curiosamente, los países que encabezan la lista de satisfacción laboral en el mundo, son precisamente los que cuentan con una mayor proporción de profesionales, tanto en carreras técnicas, como en programas de grado.

Ya lo dijo una vez el gran pensador Friedrich Nietzsche: “mientras más nos elevamos, más pequeños parecemos ante los que no saben volar”. Y sin embargo, los astronautas pueden ver prácticamente todo el globo terráqueo desde la Estación Espacial Internacional.

6. Mejora tu comerciabilidad

Incluso en las condiciones económicas más inciertas, los empleados que hayan completado cursos en línea, probablemente mejorarán su comercialización como profesional. Dado que la mayoría de las plataformas MOOC cuentan con programas especializados y enfocados en cualquier área, puedes actualizar tus conocimientos de carrera.

No se puede negar: la experiencia profesional tiene mucho peso en un curriculum vitae. Pero la actualizacion de carrera te abrirá más puertas de las que te puedas imaginar.

7. Sirve de amortiguación ante la crisis

Recuerdas la película The Company Men (Los Hombre de la Compañía), de John Wells. El personaje principal, interpretado por Ben Affleck, fue despedido tras la crisis económica de 2008. Al no encontrar el trabajo que quería (y rechazar ofertas que ofendían su nivel de arrogancia), el hombre tuvo que hacer de carpintero.

¡Es una lección de vida! No sabes qué sectores serán afectados por la próxima crisis. Pero puede ser el tuyo. Aprender a hacer algo diferente de tu profesión nunca está demás.si triunfan sobre los graduados de secundaria.

8. Ganas confianza contigo mismo

La confianza es un negocio complicado. Probablemente escuchaste la frase «Fingí, hasta que lo logre». Si bien esto puede funcionar por un tiempo, la confianza real proviene del interior. Si sientes que falta tu educación, no importa cuánto la «disfraces», tarde o temprano, la gente se dará cuenta de que te estás sobrevalorando.

Por lo tanto, continúa estudiando para demostrar lo bueno que eres. De este modo, tu confianza vendrá de una fuente real y fundamentada. 

9. Ayuda a crear redes comunitarias y profesionales

En estos días, la creación de redes es una de las palabras de moda. Esto significa que cuanto más amplias sean tus conexiones, más personas puedes ayudar. También puedes encontrar otras tantas dispuestas a ayudarte. Obtener un mayor grado de educación puede ayudarte a ampliar tu red social. Y ese es otro de los grandes beneficios de la educación continua.

Por supuesto, conocerás a profesores, estudiantes y otras personas que puedan compartir contigo un interés común. Incluso puedes conocer nuevas personas que están a tu nivel y eso hace que todo sea mucho más fácil que hacerlo solo.

10. Mejora la disciplina: uno de los beneficios intangibles de la educación continua

Seamos realistas: tomar un curso en línea puede no ser lo más emocionante del mundo. Pero, estás sacrificando el ahora por un futuro mejor. Y, ciertamente, no puedes terminar ningún programa educativo si no desarrollas tu disciplina primero.

Como diría la mayoría de las personas exitosas, la disciplina es lo que marca la diferencia entre la mediocridad y la grandeza.

A medida que el mercado laboral se vuelve cada vez más competitivo, la importancia de la educación continua se hace cada vez más alta. En ese sentido, continuar tu educación puede costar tiempo y dinero, pero los beneficios son invaluables. 

Al continuar tu educación, puedes esperar aumentar tu calificación, aumentar sus ingresos, obtener un mejor estilo de vida, mejorar tu confianza, ampliar tu red social, asegurar tu futuro y mejorar tu disciplina. Recuerda, estos son solo algunos de los muchos beneficios de la educación continua; de hecho, estos son solo la punta del iceberg.

Únete a la conversación en los comentarios. Anímate y agrega algún otro beneficio que no haya mencionado.

SobreJosé Gomera

Cuando no estoy escribiendo para de Catálogo de Cursos, escribo artículos, e-book´s y otros textos para empresas, autónomos y emprendedores. Y también puede escribir para tí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *